Científicos encuentran cachorra de león congelada en Siberia


La cachorra de león de las cavernas que fue hallada congelada en perfecto estado en Siberia tiene 28 mil años.


La bebé de león encontrada congelada en las cavernas en las profundidades del Ártico siberiano parece que está durmiendo, por qué su pelaje dorado solamente está cubierto de barro, pero por lo demás está intacta.



Sus dientes, piel, tejidos blandos y órganos están momificados, pero todos intactos. Pasaron unos 28 mil años desde que tuvo vida, sus garras están afiladas.


En 2017 y 2018 dos cachorros de leones de las cavernas, fueron encontrados por cazadores de colmillos de mamut en las orillas del río Semyuelyakh, en el lejano oriente de Rusia.



Inicialmente se pensó que Spartra ( cómo se le llamó al primero ) y Boris eran hermanos, ya que se localizaron a 15 metros de distancia, pero un nuevo estudio encontró que difieren en edad en alrededor de 15 mil años. Boris, tiene 43.448 años de antigüedad, según el estudio por radiocarbono.


"Sparta es probablemente el animal de la Edad de Hielo mejor conservado que se haya encontrado, y está más o menos intacto, aparte de que el pelaje está un poco erizado. Incluso conservó los bigotes. Boris está un poco más dañado, pero aún así está bastante bien", dijo Love Dalen, profesor de Genética Evolutiva en el Centro de Paleogenética de Estocolmo, Suecia, y autor de un nuevo estudio sobre los cachorros.



Ambos cachorros tenían solo 1 o 2 meses de edad cuando murieron, según el estudio. No está claro cómo murieron, pero Dalen y el equipo de científicos rusos y japoneses,dijeron que no había señales de que un depredador los hubiera matado.


Las tomografías computarizadas mostraron daño en el cráneo, dislocación de las costillas y otras distorsiones en sus esqueletos.


"Dada su preservación, deben haber sido enterrados muy rápidamente. Así que tal vez murieron en un deslizamiento de tierra o cayeron en una grieta en el permafrost", dijo Dalen. "El permafrost forma grandes grietas debido al deshielo y congelamiento estacional".


Durante la última Edad de Hielo, Siberia no era el lugar vacío que es hoy. Mamuts, lobos de la tundra, osos, lanudos rinocerontes, bisontes y antílopes saiga deambulaban junto con los leones de las cavernas, un pariente un poco más grande de los leones africanos que viven en la actualidad.


No se sabe cómo se adaptó el león cavernario a la vida en las duras latitudes altas, con sus rápidos cambios de estación, vientos fuertes e inviernos fríos y oscuros.




5 visualizaciones0 comentarios