Busca Bancada Naranja poner candados a megacontratos opacos


Para evitar que se sigan celebrando megacontratos que comprometen a generaciones enteras por parte de las Administraciones sin un beneficio justificado para la ciudadanía, la Bancada Naranja presentó una iniciativa de reforma a la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Contratación de Servicios de Nuevo León para poner candados a las contrataciones plurianuales y así evitar actos de corrupción, acompañados de perjuicios económicos, sociales y ambientales.






Integrantes del grupo legislativo de Movimiento Ciudadano entregaron hoy el documento en la Oficialía de Partes del Congreso.


“Los contratos plurianuales sin restricciones son una gran fuente de corrupción. Hubo dos contratos (recientes): uno en Monterrey, de 30 años por más de 7 mil millones de pesos; y el otro es un contrato por 20 años para luminarias en Escobedo por más de mil 500 millones de pesos”, recordó Reyes.


“Vemos que se hacen estas contrataciones y que en la mayoría de los contratos no tenemos una explicación que justifique que ésta es la mejor contratación”, afirmó la Diputada.


Reyes señaló que es indispensable que los contratos plurianuales que celebre cualquier Administración municipal o estatal, sin importar cuestiones partidistas, deben estar blindados para evitar que se den actos de corrupción.


“Para prevenir la corrupción estamos colocando requisitos al momento de que se hagan estos contratos; que justifiquen que hay ventajas económicas, que acrediten la viabilidad técnica, social y ambiental, que se justifique por qué se está contratando por un plazo; que no va a haber una afectación a la competencia económica y que se haga el desglose de los precios para los siguientes años”, detalló la Diputada.


“Esta clase de contratos comprometen a una generación entera por miles de millones de pesos”, afirmó Reyes.


La Diputada subrayó que la iniciativa presentada está basada en las recomendaciones de la Secretaría de la Función Pública para contratos que excedan más de un ejercicio fiscal y también está considerado lo que marca la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria.


“En nuestra legislación no tenemos requisitos ni candados para celebrar esta clase de contratos, por eso estamos buscando generar un marco sólido que permita prevenir la corrupción”, explicó, “estos contratos se prestan a ser la caja chica de autoridades municipales y estatales, se presta a favorecer a proveedores favoritos, a dañar el medio ambiente, el desarrollo social y humano”.


“Es sano para cualquier Administración, de cualquier color, blindar estos contratos. Por las finanzas sanas y en manos de quien esté gobernando, lo mejor es que haya reglas claras, así una Administración no va estar pagando las consecuencias de una mala contratación”, afirmó Reyes.


8 visualizaciones0 comentarios