Con atención multidisciplinaria de UCMA, mujer de 72 años recupera su bienestar físico y emocional


• Tras perder 20 kilos de masa muscular y sufrir una depresión severa, entre otras cosas, María Elena logra controlar sus niveles metabólicos y estabilidad emocional.


• Atienden a paciente de manera integral especialistas médicos, de nutrición, psicología, trabajo social, enfermería, terapia física y rehabilitación.


• Es la UCMA de Nuevo León primera unidad de su tipo del IMSS en todo el país.


Gracias a la atención integral y multidisciplinaria de especialistas de la Unidad de Control Metabólico Ambulatorio (UCMA) del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Nuevo León, María Elena Morales Pérez logró controlar, de manera sostenible, sus niveles de glucosa, presión arterial y levantó su estado de ánimo.



A sus 72 años, María Elena enfrentó los efectos físicos y psicológicos de un descontrol diabético y registros de alta presión, que no había podido controlar en su Unidad de Medicina Familiar (UMF), y que la mantenían en un estado depresivo.


“Eso era mucho para mí, me sentía deprimida, cansada, triste y sola”, expresó la paciente, al relatar que sufría de excesivo cansancio, dolor de piernas y mucha debilidad.


Para que recibiera una atención especializada e integral, su médica familiar de la UMF No. 26, la derivó a la UCMA.

La paciente cuenta que su condición de salud la llenaba de miedo, pero que, desde el primer día en esta unidad, su realidad cambió.

“Aquí lo encontré todo: me levantaron el ánimo, las ganas… todos ellos (el personal de salud) me ayudaron mucho, me hicieron sentir como si me conocieran y me trataron muy bonito, por eso les agradezco bastante”, expresó con lágrimas de emoción.

María Elena asegura con alegría que, durante los cuatro meses de tratamiento, recibió capacitación integral para adquirir los nuevos hábitos que le cambiaron la vida, pero, sobre todo, los motivos para preocuparse por su propio bienestar.

Ahora se siente capaz y muy contenta de controlar su diabetes e hipertensión, con alimentación adecuada y ejercicio, pero además lleva un buen control de sus emociones.

El médico geriatra de la UCMA, doctor Érik Noé Rubio Flores, informó que la señora María Elena llegó a la unidad en enero y, después de ser valorada por un equipo multidisciplinario, se detectó un descontrol metabólico severo, niveles de glucosa superiores a 500 mg/dl y registros de presión arterial de 180/100 mmHG, además de presentar alteración nutricional y depresión de moderada a severa.

En primer lugar, se atendió el estado depresivo que interfería tanto en el apego farmacológico como nutricional. Maria Elena recibió 12 sesiones psicológicas, donde se trabajó el proceso educativo, cognitivo y conductual que le ayudó a mejorar su sensación de bienestar, felicidad, tranquilidad y afrontar su realidad, comentó Rubio Flores.

Al ser valorada por el departamento de nutrición, se detectó en la paciente un estado de catabolismo (degradación de nutrientes) con pérdida de más de 20 kilogramos de masa muscular. Mediante talleres y pláticas educativas, se brindaron a la paciente los conocimientos de comer en horarios, en porciones y cantidades adecuadas.

La parte médica inició en la paciente con la administración de insulina y medicamentos para la depresión.

Gracias al manejo farmacológico, la intervención de nutrición, psicología, trabajo social, enfermería, terapia física y rehabilitación, después de cuatro meses el equipo de la UCMA logró dar de alta a María Elena, con un control de glucosa, de hipertensión arterial y un estado emocional óptimo.

La directora de esta unidad médica especializada, doctora Cynthia Yosheida Cárdenas Urquizo, dijo que este caso es solo un ejemplo de los servicios otorgados por la Unidad de Control Metabólico Ambulatorio del IMSS, que nació en el 2018 como un modelo de atención innovador e integral mediante la intervención de un equipo multidisciplinario.

En un periodo de cuatro meses, se promueve el autocuidado y estilos de vida saludables para lograr el control metabólico en la población con diabetes mellitus, hipertensión arterial o dislipidemia (colesterol o triglicéridos elevados).

Del 2018 a agosto del 2022, se han beneficiado 17 mil 530 derechohabientes con la atención otorgada por la UCMA, primera y hasta el momento única unidad de su tipo del IMSS en todo el país, concluyó Cárdenas Urquizo.


2 visualizaciones0 comentarios